• ActuemOS

Las oportunidades y retos de la Cooperación Sur-Sur para Ecuador y América Latina



En Quito, Ecuador se realizó el panel donde se abordó las oportunidades y retos que enfrenta la nueva Declaración sobre Cooperación Sur-Sur, acordada en la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas, en Buenos Aires-Argentina, el pasado 22 de marzo.


Participó el director de Cooperación Internacional Bi-multilateral y Regional de la Cancillería, Hernán Yánez, el presidente de la Red Ecuatoriana de Cooperación Internacional y Desarrollo, Andrés Gutiérrez, Sara Caria, por parte del Instituto de Altos Estudios Nacionales, y Camilo Molina por el Observatorio de Cooperación Internacional de la Sociedad Civil, se realizó en el IAEN y fue organizado por la Red Ecuatoriana de Cooperación Internacional y Desarrollo - RECID.



Ecuador, junto a otros países de América Latina y el Caribe, buscan posicionar a la Cooperación Sur-Sur como un medio para la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual incluye temas prioritarios para la región como la erradicación de la pobreza extrema, la reducción de la desigualdad en todas sus dimensiones, un crecimiento económico inclusivo con trabajo decente para todos, ciudades sostenibles y cambio climático, entre otros.


En el panel, el Director de Cooperación Internacional de la Cancillería, destacó que “la nueva declaración es una invitación a todos los países del mundo, a las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y la academia para que participen de este tipo de intercambios que está demostrando un gran éxito”.


El estudio “PUNTO DE INFLEXIÓN. Renovar la Cooperación Internacional” de ActuemOS Juntos, ofrece unos primeros datos sobre cómo las organizaciones de la sociedad civil aprovechan la Cooperación Sur-Sur para la implentación de la Agenda 2030.

Además, explicó que un sistema de múltiples actores es clave en la evolución y fortalecimiento de la cooperación internacional, incluyendo las modalidades de Cooperación Sur – Sur y la Cooperación Triangular. “Sin embargo el camino a seguir para institucionalizarlo es largo y se requiere generar espacios de participación constructiva a nivel internacional, lo cual es un reto frente a la nueva Declaración”.


Por otro lado, el ponente enfatizó que la Cooperación Sur-Sur debe estar orientada a resolver o apoyar la solución de los grandes desafíos del siglo XXI. “Esos desafíos están identificados en la Agenda de Desarrollo 2030 y en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, indicó.


Los objetivos de la Agenda incluyen poner fin a la pobreza en el mundo, erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia, entre otros.


Al concluir su intervención, el diplomático Yánez consideró que el principal desafío para el Ecuador es el financiamiento, “pasar del discurso a la práctica y a que los países incorporen esta modalidad de cooperación de manera comprometida, para fortalecer su desarrollo y la integración regional y mundial”. En ese sentido, manifestó que se están buscando alternativas para crear un financiamiento con fondos remanentes de iniciativas de canje de deuda y la posible administración del Fondo por parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).


Nota de Noticias Ecuador Envivo.




ActuemOS Juntos©Copyright 2018. Todos los derechos reservados.

Diseñado por                          en la  plataforma de 

wingu1.png