• ActuemOS

Cooperación descentralizada: puede ser la respueta a la COVID-19. La financiación de AOD avanza.




  • Pensar el día después de la pandemia desde lo local desafía la creatividad y efectividad de quienes toman decisiones y hacen las políticas públicas.

  • La asistencia oficial para el desarrollo (AOD) aumentó ligeramente el año pasado, según los datos iniciales de la OCDE. Pero con muchos socios en "crisis nacional", el próximo año parece incierto.


Cooperación entre ciudades: respuestas locales al Covid-19


Las ciudades son una línea de acción clave frente a COVID19, se enfrentan con el desafío de mitigar su propagación en áreas urbanas que, por su propia configuración, son los principales focos de contagio. La contención no es el único reto, ya que tampoco pueden perder de vista los efectos económicos de las medidas preventivas y la necesidad de garantizar servicios públicos.


Los alcaldes de Barcelona, Ámsterdam, Milán y París firmaron recientemente un artículo conjunto en El País donde expresaron que “las ciudades tenemos una larga experiencia en la cooperación entre nosotras, que hemos intensificado con esta crisis sanitaria, y sabemos, por experiencia, que ante las crisis la unión, la solidaridad y la cooperación son fundamentales”. En este sentido, surgieron diversas plataformas de acceso a información e intercambio de prácticas vinculadas a redes de ciudades.


¿Sabes cómo aplicar a las convocatorias de cooperación descentralizada? Te puede interesar nuestro curso gratuito de Cooperación Internacional y Elaboración de Proyectos.


Ciudades y Gobiernos Locales Unidos y ONU-Habitat desarrollaron “Experiencia de Aprendizaje en vivo #BeyondTheOutBrak” a través de sesiones virtuales donde se cuenta con expositores que intervienen sobre áreas de política pública desafiadas por la pandemia como desarrollo social, vivienda, servicios públicos, transporte, negocios locales, prevención de la violencia de género e intrafamiliar, etc. A nivel global, Metropolis y AL-LAS, elaboraron “Ciudades por la salud global” que reúne iniciativas de zonas urbanas para responder a COVID19.


En Sudamérica, Mercociudades puso a disposición la herramienta “Mercociudades responde al COVID-19”, cuya función es orientar a las ciudades a encontrar la información disponible de fuentes oficiales y soluciones adoptadas por otros gobiernos locales. A la vera del río Uruguay, el Comité para el Desarrollo de la Cuenca del Río Uruguay -que integra ciudades de Argentina, Brasil y Uruguay- comenzó a monitorear la evolución del brote con base en datos oficiales de manera conjunta y diseñó acciones de intercambio en tratamiento de pacientes.

Existen iniciativas surgidas desde lo local que abarcan prevención, contención y mitigación.


En cooperación científica, se destaca Barcelona SciTech DiploHub, una articulación público-privada que representa al ecosistema científico que lidera la cooperación contra COVID19 y busca aportar evidencias al debate público internacional. En Curitiba, a través del FabLab de la Prefeitura, se producen máscaras de protección facial para los profesionales de salud mediante impresoras 3D.


En cuanto a vivienda y circuitos de apoyo, la articulación de redes de albergues transitorios ha sido una de las principales medidas para acompañar a las personas en situación de calle. La Municipalidad de Lima ha puesto en marcha “Albergue Casa de Todos” para los días de distanciamiento e inmovilización social. La creación de circuitos solidarios ha sido una estrategia muy extendida, por ejemplo, Buenos Aires lanzó “Mayores Cuidados”, una red de voluntarios para colaboración logística de adultos mayores o con factores de riesgo que mediante geolocalización prioriza la cercanía de intervención.


El desafío económico ante las medidas preventivas, repercute en aquellas personas que se encuentran en la economía informal o son cuentapropistas. La Alcaldía de Bogotá proveerá un ingreso mínimo garantizado a los hogares en situación de pobreza, con apoyos monetarios y en especie. También cobran valor los circuitos de comercialización alternativos, la Asociación de Feriantes y la Intendencia de Montevideo crearon un portal para comercializar sus productos con entrega a domicilio.


C40 lanzó Global Mayors COVID19 Recovery Task Force, un grupo de trabajo presidido por el alcalde de Milán, dirigido a reflexionar la realidad posterior al coronavirus a parir de estabilidad económica, reducción de pobreza, mejoras de sistemas de salud y creación herramientas para próximos brotes. Las diferencias urbano-rurales; la escala de ciudad y las particularidades de áreas metropolitanas; las principales fuentes de generación y distribución de riqueza local que impactan sobre la recaudación; el respeto a la autonomía municipal y la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno serán seguramente revisadas tras la pandemia. Pensar el día después de la pandemia desde lo local desafía la creatividad y efectividad de quienes toman decisiones y hacen las políticas públicas.


Nota escrita por: Nahuel Oddone y Nahuel Alvaredo para Clarín.


Los niveles de AOD avanzan poco a poco, pero COVID-19 persiste


Los expertos en financiación para el desarrollo evitan hacer predicciones sobre lo que depara el futuro para los niveles de cooperación internacional. La semana pasada, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó cifras sobre la ayuda oficial para el desarrollo (AOD) en 2019 y descubrió que 30 de los principales socios del mundo aumentaron su aporte en AOD en un 1,4% a $ 152.8 mil millones.


La OCDE pidió a los socios que mantengan sus niveles de cooperación ante la pandemia de COVID-19, pero los miembros del organismo internacional advirtieron que con numerosos países que enfrentan sus propias crisis domésticas, el futuro es difícil de predecir. "Todos quieren saber qué va a pasar con los niveles de AOD en 2020 y más allá, y debo ser muy, muy honesto con ustedes, la respuesta es: simplemente no lo sabemos", dijo Susanna Moorehead, presidenta del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE.


Moorehead señaló que algunos países de la OCDE establecen sus niveles de cooperación para el desarrollo como un porcentaje del ingreso nacional bruto, y como se espera que disminuya el PIB en la mayoría de los países, probablemente se mantendrán los niveles de AOD. A la luz de la pandemia, los países socios deben "ir más allá de la simple protección de los presupuestos de cooperación actuales", dijo Jan van de Poel, gerente de políticas e incidencia de la Red Europea de Deuda y Desarrollo.


Nota escrita por: Michael Igoe para Devex.



ActuemOS Juntos©Copyright 2018. Todos los derechos reservados.

Diseñado por                          en la  plataforma de 

wingu1.png