• ActuemOS

CooperAcción: Suplemento de fin de semana


Fuente: Futuro Sostenible.

1. No lograremos el desarrollo sostenible si no es a través de comunidades rurales inteligentes.

2. La Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) renuevan cooperación en apoyo a participación de la banca en financiamiento y cambio climático.

3. ¿Cómo la nueva Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE. UU. (DFC) trabajará con USAID? (sólo en inglés)

4. Más de la mitad de las mujeres asesinadas en España lo son por violencia de género a manos de sus parejas o exparejas.


ActuemOS te recomienda el curso gratuito de Cooperación Internacional y Elaboración de Proyectos.

1. No lograremos el desarrollo sostenible si no es a través de comunidades rurales inteligentes.


Desde el lunes 5 al jueves 8 de agosto se celebró la Semana de la Innovación en América Latina 2019. Durante esas jornadas, se realizó un Seminario en la Torre de la Comunicaciones, con entrada libre. El foco estuvo puesto en las comunidades rurales inteligentes, las tecnologías de la información y comunicación, TIC, y en el desarrollo sostenible.


La actividad está organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO; la Unión Internacional de Telecomunicaciones y Antel.


Vicente Plata, oficial a cargo de la FAO en Uruguay, señaló que “la Semana de la Innovación se origina en la inquietud de la FAO en trabajar en el tema innovación en la producción de alimentos y en los espacios rurales”. Esta es la quinta edición del Seminario, que se realiza por primera vez en nuestro país.


Conoce la Red de Innovación para la Cooperación Internacional y el Desarrollo.

El foco temático del seminario estará puesto en la innovación pensada para lograr comunidades rurales inteligentes con el apoyo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, y el desarrollo sostenible. Plata explicó que no “lograremos el desarrollo sostenible sin comunidades rurales inteligentes. No hablamos solamente de los productores agropecuarios, sino también de los habitantes del medio rural que tienen otras funciones, otras inquietudes, otros oficios. Antes poníamos el énfasis en la producción, en la productividad, del medio ambiente, y nos dimos cuenta que tenemos que ponerlo también en la calidad de vida”.


Según el oficial a cargo de la FAO en Uruguay, “hay que ver (la interacción de los individuos en el territorio y las explotaciones agropecuarias) como un sistema, como una comunidad rural inteligente apoyada por el 5G, el internet de las cosas, por la inteligencia artificial, cosas que nos van permeando por todos lados, y que a veces demoran un poco en llegar a los habitantes de los espacios rurales”.

“Uruguay ha trabajado fuertemente y en forma virtuosa” en disminuir la brecha digital entre los espacios urbanos y rurales, aseveró Plata. Por ese motivo, esta edición del seminario se realizará en nuestro país, “apuntando a un público muy diverso. No solamente productores agropecuarios, sino también para personas interesadas en las TIC, la robótica, en todas las tecnologías que hacen a una comunidad inteligente” provenientes de cualquier punto del país. Vicente Plata recordó que “hay grupos de liceales que ganan premios internacionales residentes en Caraguatá o Maldonado, por ejemplo”.


La convocatoria se extiende también a instituciones públicas y privadas de América relacionadas con las TIC y la producción agropecuaria; representantes de las Administraciones, de las Subsecretarías de Telecomunicaciones, directores de entidades reguladoras, etc; representantes técnicos de las Administraciones; representantes de la Academia; empresarios y técnicos del sector privado que trabajan en la innovación de las TIC; y jóvenes emprendedores de carreras técnicas de las universidades de la región.


El programa del Seminario incluye la participación de un importante número de expertos internacionales de los sectores público y privado, que expondrán sobre el estado del arte en el área, a la vez un foro regional en el que diversos actores podrán dialogar, intercambiar experiencias y construir acuerdos para promover el desarrollo de comunidades rurales inteligentes, proponer acciones para reducir brechas e incentivar la innovación de las TIC en el agro.


Aunque en primera instancia pueda parecer que la incorporación de tecnología en el ámbito rural implique inversiones de magnitud, la FAO entiende que no es así necesariamente, “esto tiene un importante componente de ingenio, relacionado a la programación. Además, hay cosas que corresponden a la inversión pública, o inversiones corporativas como las de las grandes cooperativas”. 


“Esta es una excelente oportunidad para ver lo que se está haciendo en otros países”, aseveró Plata, “y ver cómo otros van superando” ciertas limitantes. “No lograremos el desarrollo sostenible si no es a través de comunidades rurales inteligentes”, concluyó el oficial a cargo de la FAO en Uruguay.


Fuente: La Repúplica de Uruguay.



2. La Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) renuevan cooperación en apoyo a participación de la banca en financiamiento y cambio climático.


Se busca fortalecer el compromiso de los bancos de desarrollo de América Latina y el Caribe en el financiamiento del desarrollo sostenible.


La Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) suscribieron un acuerdo para la realización de actividades orientadas a incrementar la conciencia y participación de los bancos de desarrollo de la región en proyectos e iniciativas de cambio climático y conforme al Acuerdo de París.


En específico, el convenio establece la cooperación en tres ámbitos: la investigación y el intercambio de conocimientos sobre estudios económicos; la asistencia técnica y el intercambio de experiencias; y la organización de seminarios y actividades de capacitación. Estas iniciativas se realizarán con el objetivo común de incrementar el aporte de la red de bancos que integra Alide al desarrollo sostenible latinoamericano.


El acuerdo es una continuación de las relaciones de cooperación que Alide y AFD mantienen. En junio de 2017, las instituciones suscribieron un memorando de entendimiento y establecieron actividades de cooperación para el periodo 2017-2019, en línea con los objetivos comunes de promover y financiar el desarrollo verde y solidario.


Como es reconocido, tanto la agencia francesa como la asociación latinoamericana vienen impulsando el desarrollo sostenible. La AFD ha construido una relación cercana con una variada gama de instituciones públicas y privadas en los países en que opera, para crear sinergias que fortalezcan su impacto. Mientras que Alide establece alianzas de cooperación internacional para concretar aportes en favor de sus instituciones miembros, los bancos de desarrollo de la región.


El acuerdo fue suscrito por Edgardo Alvarez, secretario general de Alide; y Jeremy Brault, jefe de la Oficina de Representación de la AFD en Perú; en la sede de la Secretaría General de la asociación en Lima.


Fuente: Info Región.


3. ¿Cómo la nueva Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE. UU. (DFC) trabajará con USAID? (sólo en inglés)


One of the final steps required before the opening of the new U.S. International Development Finance Corporation is now complete. The administration has submitted a coordination report to Congress outlining how the new institution will work with the U.S. Agency for International Development and other government agencies.


“As the DFC increases its ability to mobilize private capital, and USAID places more emphasis on its engagement with the private sector, coordination between USAID and the DFC to pursue U.S. development objectives is essential. The DFC and USAID must forge and maintain strong linkages for the United States to maintain its leadership in international development,” USAID Administrator Mark Green and Overseas Private Investment Corporation Acting CEO David Bohigian wrote in a letter that accompanied the report.

The report addresses the importance of links between the two agencies as key to the U.S. maintaining its leadership in international development and says that access to the DFC’s financing tools will be “critical” to USAID’s “journey to self-reliance” framework aimed at helping countries move past aid.


The report outlines how the new agency will be structured and how it will work with USAID and other agencies — one of the issues that has most concerned development experts throughout the formation of the new agency.


Structure


The most significant differences between the way OPIC is structured today and the way the new DFC will be structured, center around the creation of a new chief development officer and an office of development policy.


The chief development officer will lead the DFC’s interagency work, manage measurement, and assessment of development impact and be responsible for coordinating the agency’s new technical assistance capabilities, according to the report. Hiring for this position is expected to begin in earnest soon, and one development expert who requested anonymity in order to speak freely told Devex that informal conversations with prospective candidates are already underway.


The chief development officer will report directly to the board and will be charged with ensuring that the DFC prioritizes investments in low-income or lower-middle-income countries. The chief development officer will be a member of the Development Advisory Council.


The Office of Development Policy, which the CDO will lead, will “focus on the development impact of each transaction,” drawing on expertise from other agencies. The office will likely be staffed in part by USAID and State Department employees who will join the agency on a long-term rotating basis. The office will have four primary units: the development coordination unit charged with working with USAID, State, and the Millenium Challenge Corporation; a development assessment unit that will evaluate the impact of transactions; a policy assessment unit focused on evaluating projects on environmental and social impact, labor and human rights issues; and a technical assistance and feasibility studies unit.


The report also offers some insights into how the transaction side of the agency will be structured. It will have three departments focused on different types of transactions: structured finance and insurance; investment funds; and development credit, which will be the new home of USAID’s Development Credit Authority and OPIC’s small and medium enterprise finance division.


Coordination


The plan is for the new DFC to leverage existing staff at U.S. embassies and USAID missions around the world to help create a pipeline of deals, monitor them, and otherwise support the expanded development finance institution.


The U.S. government will create a Development Finance Coordination Group to improve interagency coordination, according to the report. The group is somewhat modeled after the Power Africa Working Group, and will be an opportunity for different agencies to learn about the DFC’s transactions and priorities in an effort to capture expertise and “ensure policy coherence across the entire USG,” according to the report.


There are a number of ways that the DFC and USAID, along with other agencies will work together, according to the report. On the origination and structure front, the DFC will develop investment deals that support U.S. national security, commercial and development objectives. And USAID will help manage, monitor and evaluate the transactions so they align with foreign policy goals and deliver development results. The report doesn’t go into details about how exactly that will be funded or delivered.


Among the concerns about merging the DCA into OPIC was that it would disrupt the deal pipeline. Most credit guarantees came out of work at USAID missions around the world and the report says the new DFC will work to make the new process easy for USAID missions and create incentives.


“USAID is working to reduce significantly the many internal steps required to make mission-level funding available for a DCA transaction, and will incentivize USAID mission directors to access the DFC, as appropriate through their performance plans,” the report said.


There will also be coordination around relationship management, with country teams helping to build relationships with new partners, particularly with those in developing countries that OPIC might not have been able to invest in but the DFC will be able to. The DFC will provide USAID support in these efforts as well.


USAID will work with the DFC to target some of its technical-assistance programs focused on building better business environments to support DFC deals, and USAID will help monitor DFC transactions, which the report says “will enable the DFC to provide a deeper level of monitoring of development impact on its projects than previously possible.”


Much of this work will be coordinated through newly created DFC liaisons, which will be appointed in each USAID mission and at U.S. embassies and will be the primary link to the DFC.


While the report includes a fair amount of language about ensuring development impact, it also focuses on the agency’s role as a tool to advance foreign policy objectives. The report outlines how the DFC will relate to ongoing initiatives including Power Africa, Prosper Africa, the Women’s Global Development, and Prosperity Initiative.


Development experts following the new DFC have told Devex in the past that they will be watching how the agency balances foreign policy and development objectives.


Fuente: DEVEX.


4. Más de la mitad de las mujeres asesinadas en España lo son por violencia de género a manos de sus parejas o exparejas.


  • De las 1.786 mujeres víctimas de homicidio entre 2003 y 2017, 927 engrosan la estadística oficial de asesinatos por violencia de género, un 51,9%

  • En lo que va de año, 38 hombres han matado a mujeres con las que mantenían o habían mantenido una relación sentimental, diez solo en lo que va de verano: "El hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres", concluye la ONU

  • Esta no es, sin embargo, toda la violencia machista y de contabilizarse, como pide el Pacto contra la Violencia de Género, la que se produce más allá de la pareja –como los casos de Laura Luelmo o Diana Quer–, la cifra se incrementaría

  • Diez mujeres y dos menores asesinados por violencia machista en España desde que empezó el verano

La violencia de género en el ámbito de la pareja o expareja es una de las causas más frecuentes por las que las mujeres acaban siendo asesinadas en España. Solo en lo que va de verano, diez hombres han matado a mujeres con las que mantenían o habían mantenido una relación sentimental y otros dos a sus propios hijos. Según los datos disponibles, desde 2003, año en que el Gobierno empezó a contabilizar la violencia de género, y 2017, último del que el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuenta con cifras de causas de muerte, un 51,9% de las mujeres asesinadas en nuestro país lo fueron por sus parejas o exparejas.


Así, y aunque España es uno de los países con menores tasas de homicidios, 1.786 mujeres perdieron la vida por este motivo en estos 14 años. De ellas, 927 engrosan la estadística oficial de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Por años, el porcentaje nunca ha bajado del 40%, pero en los últimos ha experimentado un descenso vinculado a la caída de los asesinatos por violencia de género. La cifra se quedó a las puertas del 50% entre 2013 y 2016.


El pico se alcanzó en 2008, cuando de 118 mujeres víctimas de homicidio, 76 lo fueron a manos de su pareja o expareja, un 64,4%. Por su parte, el porcentaje más bajo se registró en 2004 (34,1%). Ese año se produjeron los atentados del 11M, por lo que la tasa de homicidio en general –tanto de hombres como de mujeres– se incrementó y, por lo tanto, el porcentaje de víctimas de violencia de género fue mucho menor que otros años. Por detrás se sitúa 2017, cuando ante la misma cifra de homicidios que en 2008 (118), 51 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, un 43,2%.


"Cuando estas cifras coinciden con una sociedad tan crítica y tan negacionista de la violencia de género, lo que ocurre es que en vez de 'echarse las manos a la cabeza' y preguntarse qué está pasando para que la mitad de las mujeres que son asesinadas lo sean en sus casas, nos encontramos con lo contrario", señala el médico forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente. El experto explica que los datos "demuestran" la necesidad de tratar de forma específica este tipo de violencia, algo que choca "con las voces que nos encontramos en los parlamentos intentando negarla", dice en clara referencia a Vox.


En lo que va de año, 38 hombres han matado a sus parejas o exparejas y otros tres a sus propios hijos. Este verano está siendo especialmente cruento y solo desde el 21 de junio la lista ha aumentado en diez mujeres y dos menores. El primer caso ocurrió el 2 de julio, cuando un hombre de 42 años confesó que había acabado con la vida de su mujer, de la misma edad, en el domicilio familiar de Rute (Córdoba). El último ha sido el de un joven de 16 años asesinado a manos de su padre, que también hirió a su mujer, en Andorra (Teruel).


Para la fiscal delegada de Violencia sobre la Mujer de Andalucía, Flor de Torres, las cifras evidencian que "estamos ante un problema de salud pública y es algo estructural, tal y como lo define la Organización Mundial de la Salud". La experta insiste, al igual que Lorente, en que "la política criminal" debe seguir "el camino ya emprendido desde hace años" que se basa "en medidas específicas". "No es una violencia más. Tiene unos objetivos concretos, que no son dañar, sino controlar. El daño es el instrumento. Además, está revestida de normalidad, algo que no ocurre con otros tipos", añade el exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género.


El hogar, el lugar más peligroso


El recuento oficial del Gobierno incluye los casos de hombres que matan a mujeres con las que mantenían o habían mantenido una relación y son calificados como violencia de género, es decir, una inmensa mayoría. Sin embargo, no toda la violencia de género está en estas estadísticas. De hecho, hay consenso en que la foto que retrata la violencia machista se amplíe y aborde la que se da más allá de la pareja o expareja, algo que incluye el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, pero que no se ha desarrollado ni legislativa ni judicialmente.


Crímenes como el de Laura Luelmo, la profesora asesinada y agredida sexualmente en El Campillo (Huelva) en diciembre de 2018, o el de Diana Quer, asesinada cuando volvía a casa y cuyo cadáver fue hallado en la Nochevieja de 2017, siguen sin engrosar las cifras oficiales. En el plano estadístico, el Gobierno anunció que daría los primeros pasos y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) incluyó en su último estudio sobre sentencias de asesinatos por violencia de género nueve casos de 2016 fuera del marco de una relación sentimental. Entre ellas, una prostituta asesinada por un cliente o el caso de una mujer asesinada por un hombre tras negarse a mantener relaciones sexuales con él.


Lorente señala la necesidad de incorporarlos en una concepción global de la violencia machista y, en este sentido, apunta a que el porcentaje de mujeres asesinadas por esta causa respecto del total ascendería de forma considerable. Al fenómeno del homicidio con víctima mujer se ha acercado un reciente informe del Ministerio del Interior que trata el tema en términos generales pero reserva un apartado para concluir que una gran parte de mujeres víctimas de homicidio en España lo son por parte de familiares, fundamentalmente parejas o exparejas.


Según los datos que aporta la investigación, que analizó casos ocurridos entre 2010 y 2012, las mujeres son asesinadas a manos de un familiar o de sus parejas o exparejas en mayor proporción que los hombres, entre los que aumentan los homicidios por parte de conocidos o vecinos y de personas con las que no tenían relación. El informe señala también que la mayor parte de víctimas de homicidios son hombres y que son también la mayor parte de autores –los homicidas de hombres son en un 89% hombres y de mujeres en un 90%–.


Estas cifras coinciden con la contundente conclusión a la que llegó la ONU en el Estudio Mundial sobre el Homicidio 2019, publicado el pasado mes de julio, en el que apuntaba a que ellas "soportan la mayor carga de los homicidios cometidos por sus parejas íntimas y por su familia" como resultado "de la desigualdad y los estereotipos de género" existentes. El hogar, concluyó Naciones Unidas, "sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres".


En el artículo se utiliza indistintamente 'asesinato' y 'homicidio' porque aunque son dos figuras jurídicas diferentes, el primero es un tipo de homicidio y la diferencia se determina en cada caso en al ámbito judicial. El Instituto Nacional de Estadística (INE) emplea el término 'homicidio' al contabilizar los casos por causas de muerte.


Fuente: ElDiario.es


29 vistas

ActuemOS Juntos©Copyright 2018. Todos los derechos reservados.

Diseñado por                          en la  plataforma de 

wingu1.png